Foro de Poesía Libre y Portal de Poetas Universales El Parnasillo
Bienvenido al Foro de Poesía El Parnasillo. Te animamos a que te registres y participes en el foro compartiendo tus obras con nuestra comunidad de poetas. Recibirás comentarios que te ayudarán a crecer y mejorar. Gracias.
Foro de Poesía Libre y Portal de Poetas Universales El Parnasillo
Bienvenido al Foro de Poesía El Parnasillo. Te animamos a que te registres y participes en el foro compartiendo tus obras con nuestra comunidad de poetas. Recibirás comentarios que te ayudarán a crecer y mejorar. Gracias.
Si quieres que comenten tus poemas, comenta tú también los poemas de los demás compañeros. Un foro de poesía se sustenta en la participación. Todo el mundo tiene algo importante que decir.
Ir abajo
avatar
Sergio D'Baires
Poeta Destacado
Poeta Destacado
Generador de debate
Premio a la participación activa en el foro
Popularidad
Galardón al poeta cuyos temas gustan a la comunidad
Insignia de oro
Distinción al poeta que obtiene el reconocimiento de los demás compañeros
Mensajes Mensajes : 385
Numen del poeta Numen del poeta : 1283
Reputación Reputación : 35
Fecha de inscripción Fecha de inscripción : 10/02/2023

Consejos Empty Consejos

Dom Sep 17, 2023 4:05 pm
Si una mujer le sonríe;
no se sienta Juan Tenorio;
lo quiere para el casorio
así que no se confíe.
Hay uno que siempre ríe
cuando se casa la nena:
le pasa al gil la condena
que él se ganó con la madre.
Estoy hablando del padre;
y no se ríe de pena.
.
Mas si un hombre le sonríe
desconfíe si es banquero,
es doctor en un loquero
o le pide que le fíe.
Pero tampoco se guíe
por el  amable y  formal
por aquel que es servicial
o por quien le da fiado.
Y sepa que al desconfiado
también lo cagan igual.

No  confíe en las sonrisas
del político y el cura
lo que al primero apresura
al segundo mete prisas.
Desconfíe de las risas
que festejan sus sandeces
el hombre es tan tonto a veces
que festeja al festejante
y este resulta el farsante
que lo estafará y con creces.

Mas si acaso a usté señora
le sonríe un caballero,
debe saber que el dinero
le ríe a quién lo avizora.
Riasé si corrobora
que el señor está forrado
en cambio si está pelado
hagasé la indiferente;
que existiendo tanta gente
encontrará al indicado.

Mas si fuera señorita
y le sonríe un galán
debe saber que ellos van
detrás de su florecita.
Una vez que en una cita
se la dejaron bien flor
se habrá acabado el amor
y empezará la confianza
hasta que apunte su panza
y tenga que ir al doctor.

Si acaso fuese una vieja
y le sonriera un anciano
tenga a mano un escribano
que atestigüe qué le deja.
Elija al que más se queja
y que más va a la farmacia
mas si para su desgracia
con el viagra no la palma
mantenga siempre la calma
pues le queda la eutanasia.

Pero si un anciano es
y le sonríe una vieja
yo le doy una conseja
¿Por qué no? ¡Quizá! ¡Tal vez!
No hay que achicarse ¡Pardiez!
aunque se le haya achicado
que el cebo no hace al pescado
(no lo tome literal),
ni la caña hace al sedal:
si el que pesca está parado.

Si le sonríe un mocoso
mientras estira su mano
no le pida a un escribano
que certifique su acoso.
Cuando otorga, el dadivoso,
nunca aduce la razón
pues le da satisfacción
ver que con tan poca cosa
la sonrisa más hermosa
alumbra su corazón...

¿Ríe el de la propaganda?
Están cebando el anzuelo
o le están tomando el pelo
mientras usted ve la tanda.
Hay que cuidarse'e la banda
que vive de la blableta.
Cada cosa en su carpeta
es la forma de ordenar.
Si lo pretenden cagar
la risa siempre es la treta.

Mas si se la ve en el baño
y su novia es la que ríe
déjela que ella se fíe
del minúsculo tamaño.
Y si acaso le hace daño
cuando el "amigo" se afana
digalé que la macana
no es igual que la mentira
Cuando el amigo se estira
es igual a la banana.

Si usted está a media luz
y le sonríe un adulto
primero mírele el bulto
y decida  cara o cruz.
Siempre existe el tragaluz
por el cual irse a la mierda
ansina que no se  pierda;
sea dama o caballero;
de sacar de su ropero
aquello que no recuerda.

Yo no se, dijo la doña
de que se ríen las hienas
que "cogen" a duras penas
y solo comen carroña.
La risa lleva ponzoña
cuando resbala entre dientes
y suelen ser los clientes
los que toman como amigos
a adversarios y enemigos.
¡Pobres tontos inocentes!


De la risa hay que cuidarse
decía un viejo humorista
mientras hacía la lista
de cuentos para acordarse.
Un viejo para  alegrarse
contrató a unas actrices
que ofrecían sus felices
argumentos a buen precio
Antes de crepar el necio
corrigiose: meretrices.

Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.