Foro de Poesía Libre y Portal de Poetas Universales El Parnasillo
Bienvenido al Foro de Poesía El Parnasillo. Te animamos a que te registres y participes en el foro compartiendo tus obras con nuestra comunidad de poetas. Recibirás comentarios que te ayudarán a crecer y mejorar. Gracias.
Si quieres que comenten tus poemas, comenta tú también los poemas de los demás compañeros. Un foro de poesía se sustenta en la participación. Todo el mundo tiene algo importante que decir.

Ir abajo
Óscar Bartolomé Poy
Óscar Bartolomé Poy
Fundador del Parnaso
Fundador del Parnaso
Mensajes Mensajes : 1497
Numen del poeta Numen del poeta : 5508
Reputación Reputación : 99
Fecha de inscripción Fecha de inscripción : 03/06/2015
Edad Edad : 41
Localización Localización : El Parnaso

Adagio para cuerdas Empty Adagio para cuerdas

el Dom Nov 17, 2019 9:46 pm
Adagio para cuerdas La-llamada-safo-cuarto-estilo-fresco-pompeya

Recuerdo aquellas infinitas noches de febrero iridiscentes como púlsares.
Tú me sonreías con esos ojos de ágata donde hizo su palacio la luna,
y yo me sonrojaba como la víspera de un solsticio de verano, tímido,
enclavado en la distancia, mientras en mis oídos ovillaba el hilo ausente
de tu voz. Por entonces aún no sabía del orfeón de tu tristeza
ni del acueducto de tu infancia, huérfana y solitaria, pero algo en tu mirada
–un destello irisado, un reflejo opalino del beso en clandestinidad–
me decía que eras Mía, y esa certeza hacía que me estremeciera de belleza,
como siempre que escucho el Adagio para cuerdas de Barber.
No he olvidado cómo a tu lado los colores parecían más vivos, musicales,
y todo, incluso la lluvia sobre la hierba, sonaba diferente, más límpido,
más veraz, como ese sol propincuo que caracolea en el limo de los estanques
a la llegada del ocaso y espolea nenúfares en mis ojos ver-de-mar,
o las gaviotas que cantan al unísono como rubicundos tulipanes de Delft,
o la alborada que bisela gotas de rocío en el regazo de las hayas.
Cuando te necesitaba no tenía que silbarte, pues tu voz de lluvia
galopaba vagarosa desde la playa de San Lorenzo a mi Torre de Tubinga
con el muecín de las olas, y yo naufragaba en tu galerna de besos
como un recoleto Hiperión. Juntos escribimos la historia de dos ciudades,
dos ciudades con el mismo nombre, permutadas, siamesas,
extrañamente umbilicales: Tokyo y Kyoto; las sílabas de tu nombre
están contenidas en el mío, aunque no sean palíndromo. ¿Fue por eso,
tal vez, que dijiste que habías nacido para mí, aun cuando nadie te esperaba?
Pero yo sí te esperaba, sólo que aún no lo sabía.
Al anochecer, todas las estrellas de todas las galaxias brillan en tu frente
coriolana, y el fuego de Prometeo arde en mi boca dehiscente,
chisporroteando promesas de amor. Tú me soplabas y yo me dejaba mecer
por tu viento racheado de nostalgia, frágil como un cálamo.
¿Me dirás ahora que aún crees en las rosas cíngaras y en los males de ojo?
La música me ha enseñado que no hay muerte más atroz que tu silencio,
pues has de saber que este grito estrangulado que arpa la cadencia
del verso crece, como el musgo, en la gangrena de la soledad.
Cada vez que pienso en ti oigo a Debussy tocar el piano en un claro de luna,
los arpegios se ensortijan en fractales mientras acaricio tus cabellos de lino,
las nubes sestean como un fauno en una clave de sol, y nosotros,
atemperados, nibelungos, nos anillamos como esos lunes que no proyectan
sueños sobre la almohada porque yacen enterrados en una cárcava de amor.
Qué no daría yo por saberte feliz, como cuando te leí Llamas de Eróstrato
y tú pensaste en la lubricidad de los percebes. Pero ya no me enoja
que me llames grandilocuente. No pretendo ocultarlo. Es lo que soy.
Dios te hizo carne y Tú le diste poesía;
Dios te dio el Verbo y Tú predicaste su palabra en mi desierto.
Era otro tiempo, un tiempo en el que la música de Mozart era de un rosa palo,
los espejo-s-adulaban tu sencilla pose, pose de poetisa de Pompeya
–sin bucles ni redecilla en el pelo, pero con estilo–
que busca con glauca mirada a Erato en el monte Helicón,
y en el cielo wagneriano, cerca de la comisura de tus labios,
esplendía un flavo lunar, tan pequeño y coqueto como aquella falda
de plátanos con la que Joséphine Baker bailaba el charlestón
en las noches impresionistas del Folies Bergère.


_________________
©️ Óscar Bartolomé Poy. Todos los derechos reservados.
I loved you like the darkness loves the brightness of a dying star.
avatar
Invitado
Invitado

Adagio para cuerdas Empty Re: Adagio para cuerdas

el Lun Nov 18, 2019 10:27 pm
Gracias, Óscar, por traerlo. La verdad es que dan ganas de comentar cada verso. Lo voy a leer otra detenidamente y lo comento...

Saludos.
Óscar Bartolomé Poy
Óscar Bartolomé Poy
Fundador del Parnaso
Fundador del Parnaso
Mensajes Mensajes : 1497
Numen del poeta Numen del poeta : 5508
Reputación Reputación : 99
Fecha de inscripción Fecha de inscripción : 03/06/2015
Edad Edad : 41
Localización Localización : El Parnaso

Adagio para cuerdas Empty Re: Adagio para cuerdas

el Mar Nov 19, 2019 11:54 am
Hernández Latorre escribió:Gracias, Óscar, por traerlo. La verdad es que dan ganas de comentar cada verso. Lo voy a leer otra detenidamente y lo comento...

Saludos.

La verdad es que no recordaba si había publicado este poema aquí. Cuando lo mencionaste el otro día, me puse a buscarlo y no lo encontré. Así que he decidido traerlo de vuelta, digamos que a petición tuya.

'Adagio de cuerdas' también podría estar incluido en la categoría Poemas elegidos, pero como ya está 'Azulocéano' y sólo puede haber uno por autor, no quería abusar de las normas que yo mismo dicté.

Saludos.

_________________
©️ Óscar Bartolomé Poy. Todos los derechos reservados.
I loved you like the darkness loves the brightness of a dying star.
avatar
Invitado
Invitado

Adagio para cuerdas Empty Re: Adagio para cuerdas

el Mar Nov 19, 2019 11:43 pm
Cuando acabas de leer, tienes la sensación de haber visto un largometraje en CinemaScope con su buena banda sonora, fotografía "sinestésica" y un desenfoque sutil por el lenguaje utilizado.
Hay muchas cosas que comentar y detalles a resaltar. Ahora es tarde. Cuando relea te digo...

Saludos.
Contenido patrocinado

Adagio para cuerdas Empty Re: Adagio para cuerdas

Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.